polimorficamente perverso

Tuesday, August 15, 2006

Deep Throat


El Domingo nos reunimos en casa de jistonboy a celebrar el primer aniversario de "Qué Grande es el CutreCine", nuestro fórum de visionado de películas de culto de la talla de Austin Powers, Regreso al Futuro, Top Secret, Atraco a las Tres o Y si no, nos enfadamos. Como no podía ser menos en una efemérides tan egrégia, nos procuramos Carrera de la muerte del año 2000 y Deep Throat.

Carrera de la muerte del año 2000 es una película de las más graciosas que he visto, con un humor negro que se ha ganado incluso una serie de videojuego (la saga Carmageddon). Rodada en 1975 y con David Carradine (sí, el de Kung Fu) y Sylvester Stallone, es la historia de un futuro imperfecto en el que hay una carrera que cruza los EEUU y los participantes, en coches que parecen sacados de Los Autos Locos, puntuan por atropellar a los pobres infelices que se cruzan con ellos. A esto le juntas un plan maligno de una resistencia y tienes un guión.
Cuentan que cuando aún existía el Rhumba Bar en Torrejón de Ardoz, una noche se estaba echando la película por la televisión del bar, y los asistentes en vez de bailar la música veían la película. Sabiendo que quien pinchaba es todo un maestro del vinílo, dice mucho sobre la misma.

Deep Throat en cambio es una película sobrevalorada. Tiene mérito por ser la primera película pornográfica moderna, así como la más rentable de la historia. Pero a mí me atrae mucho más el chismorreo qu rodea la misma, como los rumores de que Linda Lovelace hizo las escenas hipnotizada, drogada, y/o a punta de pistola. Siendo machista y bruto, diré que viendo como disfrutaba, no me lo creo.

Anécdota Deep Throat: Antes de nacer los churumbeles, mis padres hicieron un viaje por EEUU. Cuando llegaron a Nueva York, no tuvieron nada mejor que hacer que ver Deep Throat en un cine. El suelo estaba muy pegajoso, y el púbico era 100% masculino y muy repartido por la sala. Durante la función, mi madre empezó a comer melocotones - que eran muy jugosos - y hacia unos ruidos de succión para no mancharse con el jugo. Lástima que no pudieron ver las caras de los asistentes, porque seguro que más de uno le gustó lo que se oía.

Listening to: Sebadoh - Careful

1 Comments:

Anonymous jistonboy said...

Macho, la próxima vez ponemos Kung Fu contra los Siete Vampiros de Oro, ya verás que risas tambien.

1:03 AM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Get Firefox!